Gracias por constituir una Orquesta para toda la Ciudadanía

Alejandro de los Santos VillodresPresidente de Orfeón Universitario de Málaga
26 de noviembre de 2015

40-aniversario-orfeonEn 1991, cuando cursaba 1º de BUP, descubrí mi pasión por la música, gracias al coro de mi instituto (Huelin). De la mano de su profesor de música, comenzamos a asistir a los conciertos de la flamante “Orquesta Ciudad de Málaga”.

No es fácil explicar, con palabras, el impacto cultural y emocional que para un adolescente sin vinculación con la música, tiene una Orquesta de Profesores oída desde el tercer piso del Teatro Cervantes.

La OFM ha sido, para mi, y para tantos malagueños de mi generación, la mejor puerta de acceso al maravilloso mundo de la Música Clásica. Una puerta abierta, no sólo a una élite cultural, sino a la ciudadanía en general.

El Orfeón Universitario comparte con la OFM su vocación por democratizar la música clásica, hasta el punto de hacerla patrimonio de todas las personas. En nuestro caso, la esencia de la “extensión universitaria” nos lleva a hacer la música accesible al mayor número de colectivos posible. Del mismo modo, la OFM, dado su carácter público, está ahí donde se la necesita: ya sea en conciertos de abono, abordando el estreno de complejas obras; o ayudando en causas solidarias de diversa índole.

Desde esta agrupación coral, hemos sentido que la OFM es una orquesta de los y las malagueños, no sólo cuando estrenamos la Ópera Zamarrilla Bandolero de A. Rozas, bajo la batuta de F. de Gálvez sino, muy especialmente, cuando nuestros chicos y chicas del Orfeón Preuniverstiario participaron en el Concierto de Navidad de la mano del Maestro Colomer. Ellos y ellas eran sabedores de que cantar con la OFM suponía un reto importantísimo que les exigía rendir al más alto nivel.

La OFM, por tanto, no sólo promueve la música entre las diferentes clases sociales. Además, genera altas expectativas entre las personas que, de un modo profesional o amateur, desarrollan su vida en torno a la música.

Por todo ello, el Orfeón Universitario, junto a los componentes actuales, y a todas las personas que han formado parte de él en todos los años de su existencia, queremos dar nuestro aplauso fraternal y sincero a la Orquesta que consideramos patrimonio común de todas las malagueñas y malagueños.

Gracias Orquesta, Profesores y Maestros, por formar parte de nuestro patrimonio común.