Ciclo Conciertos de Coros. Resonare Fibris Vocal Ensemble

ORGULLOSA DE RESONARE FIBRIS
Luisa D. Camacho

1 de mayo de 2016
Resonare.LuisaEnorme concierto llevado a cabo ayer por Resonare Fibris Vocal Ensemble. Invitados por la Agrupación Ciudadana Homenaje a la OFM dirigida por Carlos de Mesa y con motivo de celebrar el XXV aniversario de la Orquesta Filarmónica de Málaga, Resonare Fibris Vocal Ensemble ofreció anoche en la Sala María Cristina de Málaga 1 hora y 10 minutos de música intensa y entrañable, Resonare.Luisa 2empezando con un canto llano por parte de las voces masculinas llevadas magistralmente por Nancho Alvarez para unirse a la música de Xabier Sarasola en el himno a S. Juan Bautista “Ut queant laxis, resonare fibris” que da nombre a nuestro grupo, pasando por el Renacimiento español con “El Jubilate”, una de las ensaladas menos conocida de Mateo Flecha. Brillante el coro y brillante el cuarteto solista formado por Carmen Miñarro, Francesca Fesi, Pepe Miñarro y Francisco Javier Moreno. “Unus ex discipulis” de Tomás Luis de Victoria, con sexteto incluido y formado por Chiky Camacho, Manuela Ramirez, Paulino Navarro, Fernando Jiménez, Cristóbal Prieto y Nancho Álvarez, que consiguieron llevar el empaste hasta ser uno solo; “Versa est in luctum” de Alonso Lobo, obra de dificultad máxima que nos transportó a las exequias para Felipe II.

Momento mágico con “Ave Maria” de Mäntyjärvi… Las complícadísimas “Abendlied” de Rheinberger y “Northern Lights” de Ola Gjeilo; para dar paso a una parte dedicada a las composiciones de carácter mariano: “Dulcissima Maria” de Dante Andreo, “Beata Viscera” de di Marino, “There is no Rose” de la compositora Melinda Bargreen y “Ave Maria” de Jenkins. Y como guinda para todo este pastel: “Exsultate, Jubilate” también de Karl Jenkins, una obra que entraña una dificultad importante en cuanto a ritmo y entonación, obligando además a las sopranos dar sobreagudos durante varios compases al final de la partitura. De regalo, como no, “O Sacrum Convivium” de Luigi Molfino, un clásico en nuestros conciertos.
Enhorabuena y gracias a Resonare Fibris, 25 hombres y mujeres que (a pesar del tremendo calor y el cansancio) lo dieron todo en un concierto cargado de emociones y sobre todo de MÚSICA. Sólo nosotros y los que se dedican a la música coral sabemos el trabajo, la disciplina y el “sacrificio” que conllevan resultados como los obtenidos en este concierto.
¡ENHORABUENA A TODOS!